Un cliente tiene dos proyectos grandes que le absorven mucha energía.

PARA QUÉ: El cliente tiene como objetivo focalizarse en aquel proyecto que sea mejor para él. O en su defecto saber cómo combinarlos.

QUÉ HICIMOS: Utilizamos la FS para explorar la linea temporal presente y futura de ambos proyectos. También qué posibles relaciones había entre ambos proyectos a lo largo del tiempo.

CÓMO: Fue una facilitación presencial, creando el futuro en el suelo con post-it y cinta aislante. Marcando los hitos principales y los escenarios como muestra la figura. Fue una sesión de unos 45′ donde el facilitador únicamente iba haciendo las preguntas y reflejando los movimientos que realizaba el cliente.

APRENDIZAJES: El cliente se dió cuenta de varios elementos nuevos para él:
– Un proyecto estaba ya funcionando, era una realidad y por tanto podía explorarlo.
– El otro era más a largo plazo, y por ahora era mejor para él tenerlos separados.
– Surgió otro tercer proyecto que había dejado en nevera y que también tenía un impacto que gestionar.
– Se dió cuenta de que el accionariado de ambos proyectos era importante. Utilizó una ruleta (verde en medio de la foto) para simular escenarios.
– Fue consciente de que había muchos aprendizajes entre ambos proyectos a largo plazo.

Su conclusión fue continuar el proyecto actual y seguir trabajando tranquilamente en el de largo plazo teniendo claro que en los próximos meses seran independientes. Y que luego aparecerían las maneras de relacionarlos. De hecho, identificó ya los posibles puntos de unión, lo que le permitiría estar atento a los movimientos.

Sergio de Miguel

Facilitador Sistémico. Coach Transformacional y de equipos. Fundador de la comunidad de coaching C4OL.