Por Sergio de Miguel

¿Cuál es la mejor formación en coach de equipos? ¿Cómo me formo en coaching de equipos? o ¿Qué formación debo pedir a un coach de equipos? Son preguntas que me hacen a menudo.

Hay varios programas interesantes en el mercado y es una inversión importante de tiempo y dinero. Si eres coach merece la pena que te informes bien antes de tomar una decisión. También es importante que las empresas que contratan coaching de equipos sepan qué aporta cada escuela para que puedan elegir a la que mejor se adecue a sus necesidades.

En este artículo comentaré las principales formaciones que conozco y haré una comparativa entre las dos que he realizado, Facilitación Sistémica y ORSC.

Para hacer un buen trabajo con equipos tienes que formarte en las mejores escuelas, desde hace varios años comparto con los coaches y empresas con los que me encuentro cuáles son las mejores formaciones. Hay un amplio consenso en destacar las siguientes:

Hay otro montón de formaciones como la escuela EFIC, IEC, Escuela Europea de Coaching, los propios de las escuelas de negocio (os dejo los ejemplos de Deusto o el Instituto Empresa), instituto Coraops, Emana, Instituto Gestalt, etc.

En este caso voy a realizar una comparativa entre dos de las formaciones que he realizado: Facilitación Sistémica y ORSC

En cuanto al trabajo personal

En Facilitación Sistémica hay un trabajo personal como facilitador en cada sesión. En el programa trabajas mucho el tipo de facilitador que eres.

En ORSC trabajas las competencias que tienes que poner en práctica.

En mi opinión es más importante lo primero ya que tú puedes aprender qué es ser asertivo y saber cómo tienes que hacerlo. Y luego tienes que practicar y entender porqué te sale de una manera u otra.

En cuanto a las herramientas

En ORSC tienes un montón de herramientas, están pautadas, sabes que funcionan como están diseñadas. En Facilitación Sistémica obtienes la base, la metodología y el arte con la que construir herramientas. No tienes que acceder tanto al manual, el aprendizaje te lo llevas integrado.

En este sentido, con las herramientas de ORSC parecería que tienes que seguir el proceso definido, lo que te lleva a tener que aprenderlas bien. En Facilitación Sistémica hay más flexibilidad, facilidad para empezar con una herramienta y esperar a “lo que emerge” y adaptarla. Es como si aprendieras el arte y a partir de ahí puedes seguir herramientas o jugar con ellas, darles matices, sumar, restar, etc.

ORSC está más orientado, y así se practica, a hacerlo como es. Aunque puedes integrar otras herramientas y conocimientos es más difícil hacerlo. En cambio, en Facilitación Sistémica se plantea como un modelo integrador donde todo tiene cabida y prácticas desde el principio integrando lo que ya conoces. Potencia la creatividad y la aplicación desde tu propio estilo.

ORSC está definido hace tiempo, hay comunidad, está probado, el modelo es más estático. Facilitación Sistémica está aún en desarrollo, se está creando la comunidad ahora y aún crece y se desarrolla en cada módulo. La propia comunidad va desarrollándola.

En ambos casos puedes combinar herramientas para dar continuidad a un proceso. Y también puedes utilizar las misma herramienta para trabajar diversas cosas.

En cuanto a la utilización del cuerpo como herramienta

La corporalidad está presente en toda la Facilitación Sistémica, el movimiento físico y la activación de la energía del cliente. En ORSC lo tienes presente en determinados módulos y herramientas. Lo puedes incorporar y requiere un ejercicio consciente de hacerlo mientras que en Facilitación Sistémica está presente.

En cuanto a la lectura de lo que está pasando

La lectura del campo emocional es una habilidad básica en el trabajo sistémico. Se practica mucho en ORSC, se educa al cliente. En Facilitación Sistémica el cliente trabaja con el campo emocional, lo siente mucho más presente.

ORSC es relacional, podría aplicarse a cualquier relación, entendiendo el coach individual como la relación entre coach – cliente y su aplicación es evidente en el trabajo con equipos y más residual en el individual. En Facilitación Sistémica este punto está también presente y su aplicación cambia la forma de trabajar tanto en individual como en equipo.

En cuanto a los fundamentos

La base teórica es similar en ambos casos. Dispones de buena teoría y bibliografía de la que tirar en ambos casos. En ambos casos el fundamentals es una buena base que te permite empezar y conocer más o menos de qué va. En Facilitación Sistémica te da argumentos para aplicar ya desde el principio.

No quiero posicionarme en cual es mejor. Ambas son muy buenas y útiles, y según lo que necesites una te puede ayudar más que la otra. Espero haberte dado más información para que puedas elegir la que más te ayudará, seas coach o empresa.

Sergio de Miguel

Facilitador Sistémico. Coach Transformacional y de equipos. Fundador de la comunidad de coaching C4OL.